viernes, 11 de julio de 2008

Boda de Ana y Diego. 3 de Mayo de 2008

Estimad@s torrin@s:

Tenemos noticias calentitas y de primera mano!!!!!!!!!!!!! Si, ya está aquí.... la crónica de la boda de Ana y Diego. Después de haber disfrutado de su viaje de novios, y después de haber vuelto a la dura vida del trabajador, han sacado un poco de tiempo para escribirnos lo que para ellos fue uno de los días más felices de su vida.

Ahi va una pequeña crónica que nos han hecho. Enhorabuena otra vez, toda la felicidad para esta nueva pareja!!!!!!!!!!

3 de mayo de 2008, una fecha para grabar en dos alianzas.

La celebración de la boda empezó antes.

Llegamos el martes al pueblo, aún sólo con los habitantes fijos de allí. La gente del pueblo empezó a llegar el miércoles y el jueves, y ya el cosquilleo en el estómago empezó, pero la preocupación de que todo lo planeado (carpa, catering, generador, disco móvil...) llegara a tiempo y bien, no nos dejaba casi pensar en nada más.

Cuando el viernes ya estaba todo en su sitio y empezaron a llegar los amigos y familia de fuera del pueblo, empezamos a ser conscientes de que el día esperado estaba llegando ya.

La serenata del viernes fue una gozada, lo malo estar medio dormida y no caer en haceros una foto a los que estabais allí, porque entre la poca luz y mis ojos que apenas se abrían, sólo pude distinguir a unos pocos, aunque os intuí al resto. El novio durmiendo como un bendito y no hubo forma de levantarlo de la cama. Yo temí por el timbre, “estos pegan fuego a la casa”. Menos mal que siempre hay gente que a esas horas aún guarda talento y la fiesta se fue a otra parte J

El día en cuestión empezó temprano para mí, había que ir a la peluquería y estaba un poco lejos. Ese rato no estuve nerviosa, más preocupada por cómo me iban a dejar y pensando qué estaría haciendo el novio, que por nada más, pero cuando cogimos el coche dirección la Torre, mi corazón se empezó a acelerar.

Fue llegar a casa y comenzar a vestirnos, aquello parecía una casa de locos, y eso que mis amigas ya estaban vestidas cuando llegamos (¡¡muchas gracias!!)

Las primeras lágrimas de emoción del día llegaron cuando mi prima subió a hacerse la foto conmigo. Supongo que no está acostumbrada a verme tan arreglada

Durante el resto del día hubo más momentos emocionantes,
Bajar del brazo de mi padre por la cuesta, que tantas veces he bajado, a una plaza llena de gente a la que quiero y con Diego esperándome al lado de la cruz donde tantas veces me he sentado.

Cuando nos prometimos el uno al otro respetarnos.... Yo sabía que me emocionaría, pero eran tan bonitas esas palabras que quería decirlas y escucharlas
Ver las fotos de hace casi 20 años también me emocionó mucho y cantar la canción de nuestro pueblo con todos vosotros

Lo mejor de la boda fue poderla compartir con todos los que queremos y ver que lo estabais disfrutando tanto como nosotros.

Maribel, yo no te acababa de creer cuando me decías la pasada de día que iba a ser, pero tenías toda la razón. Ha sido uno de los mejores días, por no decir el mejor de mi vida.

Muchísimas gracias a todos los que estuvisteis allí, porque no hubiera sido lo mismo sin vosotros y mil gracias a Diego por hacer realidad uno de mis sueños.

Fdo.: Ana

1 comentario:

maribel dijo...

volver atrás y recordar el día...todo fue perfecto !! emocionante y sincero, increíble!! lo más bonito en esta vida es q alguien a quien quieres tanto te deje compartir en primera fila un día tan emocionante y tan importante. Ojalá este sea el preludio de una vida repleta de felicidad !! Os queremos mucho a los dos, así que haremos todo lo posible pq así sea!!